Rejuvenecimiento facial

   

La cirugía de rejuvenecimiento facial se ha convertido en una intervención rápida, prácticamente sin complicaciones y con un rápido reintegro a las actividades habituales, ya que el empleo de disecciones mínimas disminuye la hemorragia y el edema postoperatorio.

foto1